Digo adiós al 2018 con un sabor agridulce. Este año ha sido un año de cambios, de intentos, de conseguirlo y, porque no decirlo, de fracasos. Dejo atrás un año intenso, donde he aprendido mucho pero también he soñado con poder hacerlo mejor.

Este año ha tenido muchas amigas que me han acompañado durante todos mi retos, apoyándome, dándome aliento y haciéndome sentir una gran profesora. Es una de las mejores cosas de este año crochetil, por no decir la mejor.

He terminado proyectos que me han costado muchas horas y he aprendido puntos que no he podido dejar de repetir. He participado (un año más) en la Subasta Solidaria contra el Cáncer y he sentido que entre todos podemos ayudarnos.

He tejido para personas muy queridas y he intentado tejer algo para mi, sin conseguirlo ¿Porque nos cuesta tanto tejer para nosotras? Tengo algunos retos para este año (este es uno de ellos) y voy a trabajar a diario para conseguirlo.

Publicar en el blog mínimo cada dos semanas para poder ir mostrando mis proyectos, mis ideas y enseñarte todo lo que vaya aprendiendo.

Seguir con el canal de YouTube subiendo vídeos que te puedan ser de ayuda.

Que mi cuenta de Instagram sea un reflejo de lo que voy tejiendo y, a poder ser, con fotos bien bonitas.

Tejer cada mes un proyecto nuevo e ir subiéndolo al blog para que tu puedas tejerlo conmigo.

Además del proyecto mensual, me gustaría tejer proyectos chiquitines para el día a día.

Quiero que mi nueva casita tenga un aire crochetil, así que esos pequeños proyectos irán destinados a los diferentes rincones de mi hogar (y espero también del tuyo).

Disfrutar de cada nueva puntada, seguir aprendiendo, tejer sin prisa pero sin pausa.

Evitar tejer por obligación o proyectos que no me llenen. Quiero tejer con amor, y eso solo se consigue con ideas bonitas que me muera por tejer.

Tejer para mi, lo que sea, lleve el tiempo que lleve. Hay que pensar en una misma de vez en cuando.

Tejer un proyecto grande y con muchos puntos. En este 2019 quiero aprender mucho. Y tejer sencillo, que muchas veces es lo más bonito.

Y por supuesto, espero que estés ahí detrás para seguir aprendiendo conmigo y yo seguir aprendiendo de ti.

¡Gracias por leerme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *